Inicio > Expo. Permanente > Consideraciones generales sobre el exilio
CatalánEspañolFrancésInglés
 

Consideraciones generales sobre el exilio

 

EXPOSICIÓN PERMANENTE


La temática de la exposición permanente, que es la más extensa y el reclamo básico del museo, está dedicada al exilio republicano de 1939, a sus antecedentes y sus repercusiones más inmediatas. Elaborada en función de públicos muy diversos, esta exposición pone a disposición de los visitantes diversos niveles de lectura que permitan una mayor o menor complejidad interpretativa sin apartarse en ningún momento del rigor científico. Naturalmente, se parte del principio de que el rigor no debe estar reñido con la amenidad. Así, los recursos audiovisuales y las diferentes formas de escenificación se han fusionado con otras más tradicionales como pueden ser los paneles explicativos o la exposición de documentos originales de gran interés histórico.


En cuanto a los contenidos, el proyecto museográfico, redactado por los historiadores Enric Pujol y Jaume Santaló y diseñado por el escenógrafo Ignasi Cristià, consta de una exposición permanente dividida en cinco ámbitos diferentes:


  1. El exilio: pasado y presente

A lo largo de la historia muchas personas, ya sea de manera individual o en grupo, se han visto obligadas a abandonar el país de su nacionalidad y/o de residencia por motivos étnicos, religiosos, nacionales, pertenencia a un determinado grupo social o por defender determinadas opiniones políticas. Son aquellos a los que se llama refugiados, expatriados, exiliados, emigrados (que no emigrantes)… Las migraciones políticas han sido y son, por desgracia aún hoy, una constante en la historia de la humanidad.


Desde la expulsión de los judíos en 1492, tenemos documentados exilios de signo diverso que afectaron a judíos, protestantes y moriscos en los siglos XVI y XVII, austracistas y jesuitas en el siglo XVIII, afrancesados, liberales, carlistas, progresistas... en el XIX y primeras décadas del XX hasta llegar al exilio republicano de 1939, considerado como el exilio por antonomasia. Su volumen, se calcula que cerca de medio millón de personas cruzaron en un primer momento la frontera francesa, su composición sociológica, con un número relevante de intelectuales, la activa vida asociativa de estos exiliados en los países de acogida, especialmente Francia y Méjico y su duración lo convierten en un fenómeno único en la historia del Estado español y, particularmente, de Cataluña. Pero el exilio de los republicanos no acabó en 1939. La represión política y policial a lo largo de toda la dictadura franquista obligó, a lo largo de las casi cuatro décadas de dictadura, a la salida forzada del país de personas, la mayoría vinculadas con la lucha antifranquista, que llegaron a temer por su vida en territorio español.


Como se ha señalado, las migraciones políticas han sido y son una constante en la historia de la humanidad. El desenlace de la Segunda Guerra Mundial supuso un antes y un después en la protección diplomática de los refugiados. En 1950, cinco años después del final del conflicto bélico en Europa, aún había centenares de miles de personas que se desplazaban sin un destino concreto o que malvivían en campamentos improvisados. Para dar respuesta a esta cruda realidad se creó el 14 de diciembre de 1950 el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados – ACNUR. Unos meses más tarde en Ginebra se reunían los delegados de 26 Estados  que, después de semanas de negociaciones, el 28 de julio de 1951 adoptaron la Convención de 1951 sobre el Estatuto de los Refugiados (http://www.acnur.org/biblioteca/pdf/0005.pdf) que sería modificado en parte con el Protocolo de 1967 (http://www.acnur.org/biblioteca/pdf/0003.pdf).


El ACNUR fue creado con un mandato de tres años, período temporal que se consideraba suficiente para resolver aquella crisis humanitaria. Aunque con el tiempo la naturaleza de los conflictos y de las tensiones se ha ido modificando, el ACNUR continúa trabajando hoy, casi seis décadas después de su creación, ayudando a millones de personas que, gracias a su intervención y protección, han conseguido reiniciar su vida en otro Estado.

 

 

 

 




http://www.acnur.org/publicaciones/SRM/indicepdf.htm