Inicio > Expo. Permanente > La vivencia del exilio
CatalánEspañolFrancésInglés
 

La vivencia del exilio

 

La transición relativamente satisfactoria de España a la democracia liberal comportó acercamiento al pasado reciente regido por el temor y la prudencia. El miedo al estallido de otro conflicto civil y las heridas aún abiertas de la Guerra del 36 condicionaron todo el proceso político de cambio. Sobre el conjunto de la sociedad se cernió en el ámbito público cierta amnesia general en la que la amnistía política y el olvido, como sinónimo de perdón, contribuyeron, en aquel momento, a pasar por alto el trauma de la violencia y de la represión causado por el conflicto bélico y la dictadura posterior.

Trascurridas más de tres décadas son muchos los que, tanto a título institucional como personal, reivindican la recuperación de la memoria de aquel periodo.


La memoria colectiva vendría a representar, en gran medida, un consenso entre múltiples memorias individuales alrededor de una determinada coyuntura histórica. Así, la memoria colectiva del exilio derivado del desenlace de la Guerra Civil coincide en considerarlo como una de las experiencias humanas más traumáticas de nuestra historia contemporánea. Pero esta memoria colectiva del exilio no existe de forma aislada sino que coexiste con múltiples memorias individuales. Para la gran mayoría, el exilio derivado de la Guerra Civil es un recuerdo adquirido, heredado e incorporado en la memoria. Para otros, una minoría a punto de desaparecer, el exilio es un episodio autobiográfico que en un sentido u otro ha marcado el resto de sus vidas.


El espacio dedicado a la vivencia del exilio da voz a estos protagonistas de la Historia del exilio republicano de 1939 que vivieron en su propia carne las vicisitudes de dejar contra su voluntad su patria y tener que cruzar la frontera hacia un destino incierto.

 

Sala de la vivencia del exilio (MUME).